Diferencias entre las naranjas y las mandarinas

Publicado por: Administrador Nubeser En: Curiosidades de las naranjas En: Comentario: 0 Visitas: 59

Podemos pensar que cualquier consumidor es capaz de diferenciar entre una naranja y una mandarina, pero es verdad que muchas veces se llegan a confundir. Por eso os vamos a detallar varios consejos para llegar a diferenciarlas.

Entre las principales diferencias entre las naranjas y las mandarinas podemos encontrar las siguientes cuestiones, el tamaño, el sabor, la piel, los gajos, las vitaminas, etc.

Tamaño

Habitualmente las naranjas son de un tamaño más grande que el de las mandarinas, esto es detectable por cualquier consumidor pero hay que tener en cuenta las distintas variedades que existen de naranjas dado que hay ciertas variedades que son más pequeñas y que el consumidor pueda confundirla con una mandarina. Por eso tendremos que conocer más detalles para conseguir diferenciarlas.

Sabor

En cuanto a lo que respecta al sabor es fácil detectar si estamos hablando de una naranja o de una mandarina. La naranja es mucho más acida que la mandarina, está contiene mayor cantidad de azúcar, lo cual reduce su acidez.

Piel

La piel de la naranja suele ser más dura que la piel de la mandarina, que resulta más endeble. De hecho, en la mayoría de las ocasiones la mandarina puede ser pelada con las manos, sin necesidad de cuchillo mientras que en el caso de las naranjas es necesario algún tipo de pelador.

Gajos

Los gajos de las naranjas suele ser más grandes que los gajos que encontramos en las mandarinas. Eso sí, los gajos de las mandarinas son más fáciles de separar y coger para ser consumido.

Vitaminas

Tanto las naranjas como las mandarinas nos aportan importantes vitaminas, pero si es verdad que encontramos alguna diferencia. La mandarina nos proporciona mayor Vitamina A en nuestro organismo. Mientras que las naranjas nos beneficia de una mayor vitamina C, Vitamina B3, Hierro y Calcio.

¿Cuál es mejor?

Sinceramente ambas opciones son ¡más que recomendables!, son buenas para combatir el resfriado y la gripe. Contienen muchas vitaminas y nos proporcionan muchos de los nutrientes necesarios para nuestro organismo. Por tanto, creemos que lo mejor es que podamos consumir tanto mandarinas como naranjas de manera diaria, ya sea en zumo o en pieza de fruta. En caso de hacerlo en zumo, un pequeño consejo es que lo mezclemos y hagamos nuestro zumo con naranjas y mandarinas a la vez.

Solo queda un mes para poder encontrar en nuestra frutería la nueva temporada de naranjas y mandarinas. No esperes más y pruébalas, seguro que notaras todos sus beneficios.

Comentarios

Deje su comentario